Susurros húmedos en el teléfono del sexo

¿Has llamado alguna vez a algún teléfono del sexo? Una vez decidí probar, ¿a qué sabría eso de los teléfonos del sexo? Encontré por internet un sitio donde ofrecían fantasías extremas y llamé.

Las líneas eróticas existen entre nosotros desde hace mucho, y han perdurado a lo largo de los años porque bueno, les damos uso no. Con el tiempo se han ido desarrollando y han ido apareciendo nuevas líneas como puede ser la linea 803.

Cuando llamas a una línea caliente lo que buscas es excitarte, compartir con alguien que tenga una voz sugerente un momento de intimidad en el que liberas no solo tensiones, también parte de tu yo más íntimo.

Si te lo planteas es una genial forma de satisfacer un pequeño capricho de nuestra líbido. Te pones en contacto con alguien que no te conoce y se produce la explosión.

Lo cierto es que antes de llamar visité la página en busca de algún anuncio que me empujara a hacerlo, pues siempre había pensado que esas llamadas eran un poco hacer tú todo el papel. Sin embargo la web era tan sugerente que verdaderamente las imágenes ya expresaban fantasías extremas.

Fue entonces cuando llamé.

 

En busca de una fantasía inconfesable

telefono sexo

Está claro que va a depender cuál es tu fantasía tendrás que llamar a un teléfono u otro, pero ni te imaginas lo que fue.

Dejarte llevar por aquella voz tan sensual que nada más descolgar el teléfono parecía que te tomaba en vuelo y te llevaba a otra dimensión. La experiencia fue realmente una fantasía extrema y disfruté como jamás pensé que lo haría con aquellos teléfonos del sexo. Los detalles se quedan para mi, aunque solo diré que jamás había probado nada igual.

Las opciones que te ofrecen en la web son muchas, ya quieras hablar con chicas o vivir encuentros viciosos, escuchar sexo, contar tu fantasía y que te la hagan realidad… de verdad no se puede comparar …

 

Un susurro telefónico puede hacerte alcanzar el clímax antes de lo que te piensas

telefono sexo

Lo cierto es que el sexo por teléfono es algo que no todo el mundo puede hacer… me refiero a los profesionales que atienden las llamadas. Ponerse en la situación que te pide el cliente, hacerlo con erotismo y conseguir un orgasmo para el cliente es sin duda el arte del sexo.

 

Hay páginas web que te ofrecen este servicio acompañando la web de imágenes demasiado sugerentes que te hace prever lo que te vas a encontrar. La comodidad de poder disfrutar de estos servicios desde tu casa, pidiendo lo que realmente deseas, es un tremendo gustazo.

 

Recomiendo que prueben a tener sexo por teléfono, yo soy partidario de llevar la sexualidad a terrenos desconocidos y sinceramente tener un orgasmo con sexo por teléfono es algo que todos han de probar.

 

Porque con las palabras se puede llegar a sentir, escuchar un susurro o un gemido de placer puede decir más que una foto de un desnudo.

 

Hablando de cosas más superficiales, el pago de estos servicios es por minutos como es lógico, la llamada acabará siempre que tú quieras, pero si es la otra persona es la que primero llega al orgasmo, seguirá gimiendo hasta que llegas tú al clímax, y después seguirán los susurros y las palabras hasta que uno ya entra en ese estado de relajación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *