El error de convertirse en swinger para intentar salvar una relación.

¿Habías oído alguna vez este término?

Swinger es aquel que posee una mente liberal y abierta sexualmente hablando,incluso algunos la definirían como enferma. La gente swinger no se conforma con una relación de pareja normal basada en el respeto,la confianza y en la cual no está permitida ni el adulterio ni las relaciones consentidas con otras personas. ¡Todo lo contrario!,aquel que lleva a cabo esta práctica sexual y amorosa cree en el sexo libre y en las relaciones consentidas de mutúo acuerdo,sintiendo especial predilección por la práctica del sexo en grupo.

Este tipo de práctica sexual es considerada por muchos algo lejano,ajeno y que tan solo unos pocos pervertidos practican,sin embargo en nuestros días es normal encontrar multitud de locales de intercambio en España repartidos por toda la geografía de nuestro país y normalmente concentrados en las grandes ciudades y núcleos de población. Ciudades como Madrid,Barcelona o Sevilla son pioneras en este tipo de locales swingers contando en algunos casos con más de 10 establecimientos destinados al ocio sexual y al disfrute de los sentidos. Tales estadísticas demuestran que existen muchos más swingers de los que realmente algunos creen y que este tipo de prácticas no son tan enfermizas como muchos afirman.swinger-por-amor

 El grave error de hacerse swinger por amor.

Quizás todos conozcamos algún caso cercano a nosotros de parejas que no consiguen que su relación funcione al 100% debido a que uno de los 2 miembros,normalmente el hombre,posee unos gustos sexuales los cuales podríamos definir como extravagantes y atrevidos. Por ejemplo, es muy común entre los chicos la fantasía de realizar un trío con dos mujeres y esto no implica peligro hasta que se idealiza de tal forma que llega un punto en el que es imposible seguir con la relación si no se satisface tal deseo antes. Este hecho implica que la otra parte de la pareja debe ceder a sus fantasías  sin más remedio si quiere salvar la relación.

En los últimos años algunos estudios han demostrado que son muchos los jóvenes que poseen un pensamiento parcialmente liberal. Y decimos parcialmente porque siguiendo con el ejemplo del trío sexual ocurre que en muchas ocasiones después de compartir a sus parejas afloran sentimientos de desconfianza y en consecuencia los temidos celos. De esta forma es como una idea que surgió en un principio para salvar una relación termina acabando con ella.

El mayor problema entre los jóvenes es que aquellos que practican intercambios de parejas o realizan tríos lo hacen normalmente entre amigos o con amigos de sus amigos. Y claro,eso acaba provocando grandes problemas de rechazo una vez aparecen los primeros síntomas de desconfianza y acaba por romper toda clase de lazos entre las parejas involucradas.

Por supuesto también existen casos de éxito,pero para eso todos los implicados deben poseer auténticas mentes liberales o no funcionará.

Nunca realices intercambios de parejas con amigos o conocidos.

Este punto debería grabarselo a fuego todo aquel que haya pensado alguna vez llevar a cabo intercambios sexuales con otras parejas. Como hemos explicado en el párrafo de arriba es una tendencia demasiado arriesgada que deberíamos evitar a toda costa ya que lo más probable es que acabe acarreando mucho más problemas que ventajas.

Es más,teniendo en cuenta que en España existe al menos un local swinger en cada gran núcleo de población, puede considerarse una idea suicida realizar intercambios con amigos o conocidos,cuando tan solo debes desplazarte unos kilómetros para conseguir tus objetivos con totales desconocidos a los cuales podrás volver a ver o no,según tu experiencia. Además, internet está lleno de foros,chats y web de citas en las cuales se publicitan todos estos servicios permitiendo a cualquier persona por muy aislada que viva conseguir tales objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *