La llave de la tienda erótica

Un día leí que la gente que compra en una tienda eróticason aquellas que tienen una crisis de pareja o son demasiado exigentes y no consiguen relaciones satisfactorias, o son depravados.

Un día leí que la gente que compra en una tienda erótica son aquellas que tienen una crisis de pareja o son demasiado exigentes y no consiguen relaciones satisfactorias, o son depravados.

Pero lo cierto es que nada más lejos, aquellos que compran eligen lenceria barata por ejemplo consiguen no sólo relaciones satisfactorias, sino que además logran nuevas experiencias en un campo tan desconocido como es el sexo.

Practicar sexo no tiene porque incurrir necesariamente en la rutina que ya conocemos, en la variedad se encuentra el gusto, y el campo de investigación es tan amplio que todavía no hay ningún límite conocido.

De hecho no merece la pena poner límites a lo que nos da tanto placer, porque no existirá nada que nos dé más placer que el sexo, te lo aseguro.

En el sexo cada vez mejor

Sexshop Yo me eché las manos en la cabeza pues no me encasillo en ninguna de estas. Y es que para mí un sexshop no es una tienda para salvar una situación de crisis personal. Un sexshop es las puertas a una nueva forma de plantear el sexo.

Unido a lo que tradicionalmente se decía sobre los sexshops que se veían como sitios en los que la gente acudía para comprar para las despedidas de soltero o como visionarios de películas porno para aquellos que tenían salas de proyección, la verdad, la cosa ha cambiado mucho.

En la gran mayoría de ocasiones practicarás sexo sin necesidad de utilizar nada más, pero te aseguro que las veces que catalogarás como más excitantes, serán aquellas en las que utilices algún juguetito, alguna prenda de lencería, algo que os haga a ambos activar la imaginación a la vez que vivís lo que imagináis.

No es cuestión de cada vez que tengas que intimar con tu pareja o con alguien tengas que ir al sexshop a comprarte otra cosa nueva, pero si para cambiar un poco, para sorprenderte o para sorprender al otro.

¿Qué compro en un sexshop?

Sexshop En un sexshop encuentras todo lo que necesitas para practicar sexo desde condones, hasta cualquier tipo de cacharrito para dar o recibir placer. Y descubrirlos puede ser toda una aventura sexual.

Juguetitos, lencería, intensificadores del placer, por supuesto protección en forma de preservativos, claro, para que sigas disfrutando mucho tiempo.

Si eres de los tímidos, ya no vas a tener excusas, porque puedes encontrar un sexshop en la red rápidamente, sin necesidad que tener que buscar mucho. Podrás estar todo el tiempo que necesites buscando lo que mejor se adapte a tus gustos.

Así que imagina, un día cualquiera entras en la web y preparas una velada espectacular para tu pareja, juegos, lencería, velas, hay opciones para todos los gustos. Bueno y lo mejor es que no tienes que comprar para nadie, porque el mínimo de participantes en el sexo es 1, lo que ocurre como en casi todos los juegos es que a partir de 2 es más divertido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *