La magia de unas manos

Las manos juegan un importante papel en el sexo, no es que siempre tengan que utilizarse, pero es verdad que incluso hasta cuando no se utilizan sirven para aportar algo de intriga, de magia, de erotismo.

Quién no ha jugado alguna vez con unas esposas o un pañuelo para atar las manos. Y es que esa situación en la que uno se siente prisionero de su amante produce un estado de intriga, que verdaderamente hace estremecer todo el cuerpo.

Pero esta es solo la parte en la que las manos no tienen una postura activa en el juego. Cuando son protagonistas, llevan a cabo todo tipo de caricias, abrazos… que representan el comienzo de un momento inolvidable.

Encuentra tus objetos en internet

Artículos eróticosA veces tendemos a disfrazar nuestra identidad para recrear algo más de misterio en estos momentos tan deseados. En la actualidad es fácil adquirir este tipo de artículos a través de Internet, y gracias a ello la mayoría de empresas no funcionan en este medio sobre todo por las facilidades de compra que supone para el comprador.

Aunque volviendo a las manos, no sólo son útiles y muy necesarias para el sexo en pareja (o con más de un participante si lo quieres), las manos son imprescindibles en nuestros propios momentos íntimos, para ellos y para ellas, usando juguetes o sin ellos.

El tantra da el orgasmo más largo del mundo

SEXO TÁNTRICOParece más interesante cuando el sexo es con más de un participante, y resulta más interesante aún si lo que se propone es el sexo tántrico. Si te preguntas en qué consiste el sexo tántrico y si es supone algún tipo de excentricidad, te diré que no, sencillamente se busca traspasar el umbral de nuestros sentidos hasta llevarlo a otro nivel, sencillamente para que sientas un placer antes nunca experimentado.

El tantra se siente plenamente si su práctica se hace con alguien con quien realmente conectes.

Apúntate esto, el sexo tántrico será el orgasmo más prolongado que jamás has tenido. Olvida todo lo que sabías del sexo, olvídate del aquí te pillo aquí te mato, olvida el corre que toca.

El sexo tántrico se ha de practicar con mucha tranquilidad, sin prisas, porque hay que disfrutar de absolutamente de todo lo que vamos a hacer, por eso se tiene que preparar el escenario, y los elementos de ese escenario, velas, frutas, pañuelos, inciensos, música, luz.

Y cuando ya está todo, comienza sencillamente el sexo, controlando la respiración, el chico y la chica se siente en él, en ese momento comienzan a sentir la respiración el uno del otro, pausadamente. Las caricias para descubrir cada punto del cuerpo de tu pareja son especiales, no olvides obviar los pechos y los genitales… aprende a disfrutar del masaje.

En el sexo tántrico la mujer pasa a tener un papel distinto no es la parte menos activa es una diosa y ella lleva el control.

 

 

Leave a Comment