Cuentos de sexo para su vecina inquieta II

Lo que se adivinaba bajo aquella vieja camiseta ocupaba todas sus noches   Leandro la evitó después de aquel encuentro entre balcones. Durante unos días estuvo sigiloso en su piso, y salía y entraba con la máxima rapidez y discreción posible. Sabía que si tenía que aguantarle la mirada se iba a poner como un …

Cuentos de sexo para su vecina inquieta

Cuando tentación e inspiración viven en la puerta de al lado Para Leandro empezaba a ser un problema su nueva vecina. Era un hombre sociable al estilo de la gran ciudad: no te metas en líos, no molestes, vive y deja vivir. Vivían en un pequeño bloque de apartamentos y casi todos los vecinos estaban …